SEDUCCIÓN, SEXO, MENTE, CREATIVIDAD Y ARTE CONTEMPORÁNEO



Junto a Agustín Ibarrola frente al cuadro "Escuela Nocturna" en la 70 muestra internacional de artes plásticas de Valdepeñas

Por extraño que parezca me da mucha pena cada vez que veo a una persona desperdiciando su talento. Hace unos pocos años que acabé la carrera de bellas artes y no paro de ver gente que abandona la creación artística en cuanto consigue el título de licenciado. Van a la secretaría, les dan un papel y abandonan la pintura. Es algo muy extraño. Esto es debido a que todos los que hemos estudiado Bella Artes -al menos en Madrid- desarrollamos una voz que cada vez que cogemos un pincel nos dice “¡¡ASI NO ES COMO DEBERIAS PINTAR ESTO!!”. Pero algunos hemos conseguido liberarnos de esta voz para siempre.

Un alumno me preguntó si la forma en que veía el modelo era la correcta o no. Creo que es la pregunta mas extraña que me han hecho. En realidad no vemos. Lo que hacemos es codificar impulsos nerviosos a través de nuestras representaciones internas. Crear un sin fin de posibilidades basadas en nuestras experiencias pasadas y -filtradas a través de nuestras creecias y valores- ir ajustando esas posibilidades a lo que esperamos que va a ocurrir ahí fuera. Así es como funciona el ojo y el cerebro que, a su pesar, ha estado siempre encerrado en el esqueleto humano.
Al igual ocurre con el lenguaje. Si piensas en cualquier palabra; pongamos la palabra “APASIONANTE” ¿Cómo sabes su significado? Dila ahora en voz alta y te darás cuenta de que al mismo tiempo en que la dices creas un imagen mental fugaz de lo que para ti es... También puede que la escuches dentro de tu mente dicha por ti mismo o por otra persona en un tono particular que te da todavía mas datos de su significado. Puedes repetirla de nuevo y notarás una sensación física (Kinestésica) localizada en alguna parte de tu cuerpo concreta. No asientas con la cabeza ¡Hazlo! Todas estas representaciones (imagen, sonido y sentimiento) son submodalidades de pensamiento que creaste en el momento en que aprendiste esta palabra y los fuiste enriqueciendo con el tiempo. Otro ser humano tendrá otras representaciones distintas ligadas a su modo y momento particular de aprendizaje. Esto se llama subjetividad. Pensar en el sentido compartido de las palabras, créeme, es pura ilusión. Igual ocurre con las imágenes. Simplemente dos personas delante del mismo cuadro ven cosas distintas. Así de simple. De hecho, si pudiésemos meternos en la conciencia de otra persona y en su modo de percibir el mundo esto dejaría el LSD a altura del betún.

Algo en lo que todo el mundo está de acuerdo es en que si tienes ricas representaciones internas empiezas a saborear el mundo de forma mucho mas plena e intensa. Con representaciones pobres el mundo no tiene sustancia. Si has visto mucho arte y de buena calidad, si has viajado, empezaras a apreciar mas el arte. Si has probado muchos buenos vinos empezarás a ser un entendido.

Por otro lado, modificar la percepción de la realidad es algo mas sencillo de lo que la gente piensa y es algo que los ilusionistas conocen bien. Quiero que hagas un sencillo ejercicio ahora que te puede resultar bastante revelador. Es muy divertido:

Párate un momento e imagina (o visualiza como quieras llamarlo) lo que para ti es lo mas sexualmente excitante que puedas ver. Dedica un tiempo ha encontrar esa imagen particular tan excitante. Si quieres puedes cerrar los ojos, pues hay a quien esto le ayuda a visualizar, aunque lo puedes también hacer mientras lees, con los ojos bien abiertos pues, aunque no lo creas, es algo que haces todo el tiempo...

Mantén la imagen ahí un momento y quiero que te fijes en su posición en el espacio delante de ti. ¿Se encuentra mas a la derecha, a la izquierda o en el centro? ¿Es de vivos colores o en blanco y negro? ¿Está parada o en movimiento? ¿Es grande o pequeña? ¿Se encuentra cerca o lejos?... Quiero que te fijes también si cuando ves esa imagen escuchas algo en particular dentro de tu mente. Y además hazte consciente de la sensación física que te causa esta imagen y donde particularmente está localizada, hacia donde se mueve y en qué dirección. Muy bien.

Ahora elije cualquier pequeño objeto que tengas a tu alrededor. Pongamos un lapicero o un bolígrafo. Simplemente olvidate de él y visualízalo en tu mente. Te darás cuenta de que la imagen se encuentra en un lugar distinto a donde se encontraba la imagen anterior. Fijate en el brillo en que ves el lápiz, la distancia a la que se encuentra, el color, nitidez y tamaño. También puedes notar si esa imagen mental va acompañada de algún sonido o sensación física.

Bien, ahora quiero que veas las dos imágenes simultáneamente. Y lo que vas a hacer es mover mentalmente la imagen del lápiz y situarla en el mismo lugar exacto donde se encuentra la imagen sexual. Además te vas a imaginar el lápiz con la misma luz, color, tamaño, movimiento y detalle con que antes te imaginabas la imagen sexual. Añádele también los mismos sonidos y las mismas sensaciones físicas. Ahora DOBLA EL TAMAÑO de la imagen y AUMENTA la intensidad de color al MAXIMO. AUMENTA el volumen del sonido y AUMENTA la intensidad de la sensación física al doble. Haz que gire dentro de tu cuerpo a mil por hora. Disfruta de ello...

Coge entre tus manos el objeto real y observalo. Seguramente tu percepción de él es totalmente distinta. Como mas empastada y excitante. Si lo has hecho metódicamente estoy seguro que sientes atracción sexual por el lápiz. Lo he visto mil veces. Incluso he hecho que personas sientan atracción sexual por objetos completamente absurdos como plantas o mandos a distancia. Las posibilidades son infinitas. Así que si estás pensando en hacerte alguna complicada operación de estética para ser percibido de modo distinto yo creo que hay métodos menos dolorosos y mas divertidos. Lo único es que muchas personas no dedican el tiempo suficiente a la “visualización mitopoética absurda”.

Cuando vivía en Londres conseguí trabajo en un aeropuerto como camarero mientras solicitaba alguna beca de estudios que me facilitase las cosas. Aprendí lo frenética que es esa ciudad. Un hombre vino y me dijo “Un té por favor, tengo prisa” Y como allí se cobra antes de consumir le di la vuelta y le dije en el mismo tono de voz que pondría si me estuviese despidiendo definitivamente “Muchas gracias. Que tenga buen viaje” a lo que me respondió “excelente, fue fantástico, gracias” y se marchó. ¡Ni siquiera le habían servido nada! Aunque yo sé que en la mente de la persona sí se había tomado un té lo cual es lo mismo que si realmente se lo hubiese tomado. Era algo que pasaba con relativa frecuencia. Pensé: ¡Es todo acerca de la percepción, no hay más! Me dije a mí mismo: ¡esto es genial, podemos aumentar los ingresos sin gastar en perdidas!

Yo pondría un negocio en el mismo aeropuerto. Habría unas sillas y una serie de camareros expertos en hipnosis. La gente iría, se les haría vivir la experiencia de tomar un té, de echar un polvo o la que quisieran, y luego se marcharían felices. En local solo constaría de una gran caja registradora en el centro siempre funcionando, ¡¡click, click, click!!.

Los artistas somos una especie bastante extraña. Vamos paseando por la calle y empezamos a alucinar cuadros en el espacio. Luego vamos a nuestro estudio y convertimos nuestras alucinaciones en realidad. Y -como me gusta probar las cosas que aprendo y observar cuales son sus límites- en una ocasión me encontraba cenando con una amiga bastante atractiva de 29 años y pensé que sería divertido hacer algunos experimentos. Estábamos en los postres. Ella se encontraba delante mio y a mi lado había una silla vacía. Yo le hablaba sobre una de las chicas que me gustaban en ese momento y para que me entendiese mejor le dije “mira, imagina que aquí -señalando la silla vacía a mi lado- estuviera esa persona que no conoces, pero que te volvería loca. Esa persona que cuando la miras aquí te dices a ti misma “huummm me muero por besar a este chico y me pone mas cachonda a cada segundo que pasa”. ¿Cómo sabes que sientes eso?” Extraña pregunta ¿Verdad? Ella me dijo algo del tipo “es como que lo noto crecer en mi pecho y luego se expande por todo el cuerpo” Mientras me lo dijo le toqué suavemente en un hombro. Observé como mientras me lo describía miraba al vacío en la silla a mi lado como si realmente esta persona estuviese allí. Y lo siguiente que hice fue realmente muy sencillo. Le dije “Es curioso como la mente funciona... Porque cuando realmente te atrae una persona... lo que haces es que coges la imagen de la persona con la que estás... (yo) y la pones en el lugar donde se encuentra esa que te atrae tanto... (mientras decía esto me cambié de silla y me puse en la otra . Noté ciertos cambios en su cuerpo y en la coloración de su piel) ...y te empiezas a dar cuenta (empecé a hablar mas despacio) ...mientras te habla... que esta persona te puede tocar de determinada manera y hacer que se desencadenen esas emociones que me has descrito... (a lo que la toqué exactamente en el mismo lugar donde la toqué cuando me describía esas emociones antes, haciendo que asocie mi toque a esa emoción primera -esto se llama "Anclaje"-).

A los cinco minutos nos estábamos besando salvajemente...

Puede que pienses que esto es manipulatorio. No es de amor de lo que estamos hablando aquí. Piensa en todas las veces que te has sentido atraído/a hacia alguien simplemente porque se parecía a algún personaje de una película o a un/a ex. El proceso es siempre el mismo. Ahora bien, puedo compartir contigo algunas técnicas más -incluso mas malévolas aun- y que han funcionado a menudo -con personas con imaginación, claro, pues las que no la tienen no me interesan- pues sabrás que me gusta probar aquello que aprendo solo por puro sentido científico. Pero esa no es la intención de este texto, -por cierto, si te interesan estos temas te recomiendo que veas este video donde Derren Brown hace algo muy parecido a lo descrito arriba y en cuestión de minutos consigue cambiar la percepción de los colores a una mujer para que crea que el amarillo es rojo y el rojo negro.

Te preguntarás qué tiene que ver seducción y percepción con arte contemporáneo. Muy sencillo. ¡TODO! Porque no se trata de pintar bien o mal. Lo que queremos es crear algo que cuando la gente lo vea -confío en la capacidad evocadora de algunos espectadores plenamente- comience a crear millones de asociaciones con todas aquellas pinturas que ha visto antes. Pero no con todas ellas, sino sólo con aquellas que le emocionaron profundamente y queremos que experimenten eso de nuevo delante de nuestro trabajo (sea pintura o lo que sea). Es todo un proceso de seducción¿Verdad? Queremos que -igual que cuando la gente degusta un delicioso plato de comida empieza invariablemente a hablar sobre otras comidas pasadas- nuestra obra tenga tantas “claves de acceso” por las que colarse la conciencia que hagan que su cerebro baraje únicamente las mejores posibilidades y deseche todo lo demás. Queremos que agarre al espectador y lo conduzca por las autopistas neuronales hasta los centros del placer y queremos que cuando observe nuestro trabajo comience a salivar. Eso es lo que todos queremos.

Verás pues que esto va mucho mas allá que aprender a dar veladuras y medir proporciones. Se trata de aprender a "alucinar" positívamente.

CURSOS DE CREATIVIDAD

Como profesor de pintura, estoy creando un curso con todo lo que he aprendido durante varios años sobre Programación Neurolingüistica, percepción, creatividad artística y autohipnosis que pronto va ha salir a la luz. Es un curso para el cual no se requiere que lleves pinceles ni lapices y en el que aprenderemos técnicas para identificar donde están tus límites en creación artística -o dónde tú crees que están- y literalmente pulverizarlos. Y si eres de esos artistas fóbicos que han abandonado la creación o su pasión por la pintura (o por cualquier otra expresión) no es lo que era, enseñaremos modos de reencuadrar todas esas creencias de modo que nos hagan saltar de la cama para ponernos a crear cada mañana. También haremos cosas como comunicarnos con todo el potencial creativo inconsciente (créeme es ahí donde está todo) y pedirle que nos eche una mano. Hablaremos sobre inspiración y seducción, y creo que todo este material es extrapolable a cualquier ámbito que implique creatividad. El curso es inminentemente práctico, de modo que cuando lo acabes observarás un gran cambio fisiológico en ti cuando te dispongas a crear y notarás que has dado un salto de gigante. Además aprenderás técnicas de autohipnosis que te permitirán ponerte en estados de inspiración y máximo rendimiento a voluntad, y cada vez que desees abordar un proyecto te sentirás mucho mas firme, seguro y dispuesto a luchar por todo lo que hagas.
Si te interesa lo que te cuento, y es obvio que así es porque si no no hubieras llegado hasta aquí leyendo, escríbeme un e-mail y hablamos o dejame un comentario.

alejandro_diezcarpintero@yahoo.es

Un fuerte abrazo a todos.
Alejandro Carpintero

1 comentario:

Sara.es dijo...

Brillante... no soy artista, ni estoy en Madrid, pero espero que tengas mucho éxito!! :) Yo voy a ponerme manos a la obra empezando por el video! Un besote!!